Una de las tradiciones más famosas para cerrar las ceremonias de boda es echar arroz a los novios a su salida, representando los buenos deseos de los invitados como la prosperidad y la abundancia para los recién casados. Sin embargo, han surgido muchas nuevas propuestas para dar ese toque de ilusión y magia al cierre de esa celebración tan especial.

Una de estas tendencias  es realizar una suelta de globos inflados con helio. La idea es pedir un deseo que será simbolizado por el globo que irá al cielo. Esto puede hacerse de distintas maneras, como dar a los invitados la oportunidad de escribir tarjetas con sus deseos para los novios antes de entrar a la ceremonia e inflar los globos con ellas dentro. También puede facilitarse una postal o foto que se ate al globo, o sencillamente decir unas palabras de agradecimiento y pedir a cada invitado que piense su deseo antes de soltarlo. Se dice que al elevarse los globos al cielo, esos deseos se harán realidad.

Esto es recomendable realizarlo con globos redondos, en colores y tonos afines a los colores de la boda. Otra alternativa son los globos luminosos, sobre todo si la boda es de noche y la suelta se realiza cuando ya no haya luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>